Investigadora pretende optimizar el funcionamiento de motores de búsqueda y disminuir consumo energético

26 de junio, 2013

Vía UdeSantiago al día

Los centros de datos más importantes del mundo, como Google, Yahoo, Bing, entre otros, funcionan gracias a grandes salas llenas de máquinas, cables y computadores. Estos procesan la información y permiten que cada usuario acceda a ella en un periodo de tiempo mínimo.

Dichos equipos y procesadores consumen un 3 por ciento del total del gasto energético mundial. Una cifra preocupante que ha motivado a la Dra. Carolina Bonacic, investigadora del Departamento de Ingeniería Informática de la U. de Santiago, a buscar una forma de optimizar el funcionamiento de los centros de datos y disminuir el consumo de energía.

«Como informáticos, muy pocas veces nos preocupamos de los recursos naturales. En el caso de esta área, se piensa ‘si tengo diez fuentes de poder, uso las diez’. Entonces, ¿por qué no aportar de alguna manera a la comunidad en este aspecto?», señala la Dra. Bonacic.

Según explica la académica, el estudio surge a partir de antecedentes anteriores, que obtuvo en su trabajo para la tesis de doctorado. La investigación consistía en aplicar algoritmos relacionados con el flujo y concurrencia de datos y cómo acortar los tiempos en la obtención de información.

El proyecto de investigación «Gestión eficiente de transacciones para motores de búsqueda verticales», será financiado por la Departamento de Investigaciones Científicas y Tecnológicas (Dicyt) de la Vicerrectoría de Investigación, Desarrollo e Innovación. La idea es «formar estrategias y obtener fórmulas que sean lo suficientemente astutas para que la información que llegue al usuario sea actualizada, veraz y en el menor tiempo posible; y que a su vez, se realice bajo el menor gasto energético», explica la Dra. Bonacic.

El estudio contará con tres etapas. El primer año se crearán los algoritmos que harán el trabajo de buscar la información de forma rápida y eficiente, para luego adaptarlos a realizar su labor en situaciones de poco flujo de datos. La segunda fase consistirá en buscar y probar la fórmula adecuada para el encendido y apagado de los equipos en momentos ociosos, y así disminuir el consumo de energía. En la tercera etapa se fusionarán ambos procedimientos en un simulador, para luego llevarlos a la práctica en un centro de datos real, como el que utiliza Yahoo.

El equipo de investigación está compuesto por integrantes del Departamento de Ingeniería Informática del plantel, además de un tesista de magíster y un asistente de investigación. Ambos estudiantes realizarán las labores de aplicar y probar los algoritmos, agentes suficientemente inteligentes que funcionen como procesadores y catalizadores del flujo de información, hasta llegar al adecuado.

Esta investigación, que espera tener un doble impacto, tanto a nivel informático como ecológico, aspira a contribuir a la comunidad con amplias posibilidades de ser usado en motores de búsqueda. «Tendría que funcionar lo que se propone en lo teórico, al decir que se va a disminuir el consumo de energía. Para esto, habría que implementar el modelo en algún centro de datos, como el cluster que tiene el Departamento de Ingeniería Informática», detalla la académica,

En referencia a las expectativas de su investigación, la experta señala que «si resulta, sería totalmente práctico exportarlo, patentarlo y luego optimizarlo para el uso de grandes centros de datos».