Egresados DIINF reciben reconocimiento de parte del Instituto de Ingenieros de Chile

19 de octubre, 2020

Adolfo Guzman y Tomas Child, ambos egresados de la carrera Ingeniería Civil Informática del Departamento de Ingeniería Informática de la Universidad de Santiago de Chile, fueron premiados durante este mes por parte del Instituto de Ingenieros de Chile. Tomas Child recibió el premio «Roberto Ovalle Aguirre», mientras que Adolfo Guzman recibió el premio «Marcos Orrego Puelma».

El premio «Roberto Ovalle Aguirre» se entrega a aquel estudiante titulado que haya desarrollado el mejor trabajo de título en Ingeniería Civil, relacionado con la instalación o explotación de una industria relevante para el fomento de la economía nacional.

Mientras, el premio «Marcos Orrego Puelma» se entrega por rendimiento académico e incluye colaboración que hayan tenido los alumnos en actividades docentes y/o extracurriculares.

Experiencia de formación

Tomas Child desarrolló en conjunto a su equipo de compañeros una aplicación que usa inteligencia artificial para detectar enfermedades de abejas. Respecto al desarrollo de su proyecto, Tomás nos cuenta lo fundamental que fueron las distintas instancias de la Universidad para ello, tanto curriculares como postulaciones a apoyos: “Los dos últimos años de mi carrera estuvieron muy relacionados con el desarrollo del proyecto, ya que estuvo presente en varias instancias: la idea nació en Lions Up; perfeccionamos la propuesta en la asignatura Proyectos de Ingeniería Informática para la adjudicación del fondo Despega USACH. Presenté parte de la investigación como tema en Seminario de Titulación y, por tanto, posteriormente como memoria. Durante esos dos años se formó el actual equipo de trabajo con compañeros del Departamento: Oscar Cerda y Camilo Salvo, con ellos logramos encauzar la idea dentro de lo que nos quedaba en la carrera y sacar el máximo provecho de cada asignatura para llegar a desarrollar este proyecto.”

En mi paso por el Departamento rescato mucho a la gente que conocí: compañeros, profesores y funcionarios. Aprendí mucho de cada uno de ellos y me llevo muy buenos recuerdos”, menciona Tomás sobre la comunidad. 

Adolfo participó de grupos de investigación en análisis de datos, además de ser ayudante en varias ocasiones. A su vez, ganó el Premio Euler el año 2015. Adolfo Guzmán por su parte dice estar muy agradecido de su paso por la Universidad, destacando la formación recibida: “Una característica a destacar del Departamento, es que en él hay orientación al negocio acompañada a lo científico/técnico, lo cual implica que nuestro desarrollo profesional sea sumamente completo”.

Mientras, Adolfo señala cuáles fueron sus intereses formativos en la carrera, que actualmente le son tremendamente útiles para su labor: “Durante la carrera, siempre me vi especialmente atraído por los algoritmos de aprendizaje automático. En eso basé mi tesis de pregrado y de magíster. También me encanta todo lo asociado a la optimización, tanto su estudio a partir de métodos exactos como las aproximaciones con heurísticas y metaheurísticas. (…) Por trabajo estoy muy enfocado al área de la optimización y ahora sé todo lo que la informática puede aportar a un área cómo transporte y logística”. 

Aporte de la ingeniería

Tomas Child considera que su proyecto, así como la disciplina, puede aportar en diversas materias, incluso a la política pública, con impacto innovador: “Este tipo de iniciativas puede impactar principalmente en los pequeños productores, quienes buscan potenciar sus actividades productivas sin la necesidad de realizar grandes inversiones en maquinaria, infraestructura u otros. A su vez la información obtenida a través del uso de este tipo de tecnologías puede reflejar la realidad de la situación nacional, lo que ayudaría en la toma de decisiones y la creación de políticas que fortalezcan las distintas actividades productivas.” En esta línea Adolfo remarca: “Nuestra área del conocimiento es de las pocas en las que se puede crear tanto con tan poco”.

Finalmente, Adolfo le deja un mensaje a los estudiantes del Departamento, quienes como él, cursan una carrera asociada al área informática, basado en las experiencias vividas: “La carrera que estudian es una herramienta que les abrirá muchas puertas y no solo laborales. (…) Si se cansan, busquen ayuda, muéstrense frágiles: verán cómo las penas compartidas son medias penas. Cuiden de su salud mental, organícense para estudiar, eso es realmente clave. Busquen un hobbie que cuide su alma y su cuerpo.”