Aplicación desarrollada por egresados DIINF es utilizada en diagnósticos de apicultura

01 de septiembre, 2020

ColmenApp es una aplicación móvil que detecta el estado sanitario de colmenas de abejas al analizar los sonidos que emiten usando inteligencia artificial, disminuyendo así los tiempos de inspección y respuesta ante eventuales situaciones que requieren aplicar medidas o tratamientos. Además, se incorporan funcionalidades de gestión y seguimiento de los procesos de producción apícola para cada una de las colmenas que posea un apicultor, entregándole mayor control en su actividad.

Esta aplicación fue desarrollada por Tomás Child, Óscar Cerda y Camilo Salvo, grupo llamado Root Valley, de Ingeniería Civil Informática. Los estudiantes participaron en instancias formativas de innovación y emprendimiento en su paso por la Universidad de Santiago.

El académico de nuestro Departamento y profesor guía de Tomás Child, sr. Gonzalo Acuña, nos otorga su perspectiva respecto al proyecto ColmenApp y cómo a través de su realización la disciplina conversa con otras y con su entorno: “Este emprendimiento, a mi parecer, es un muy buen ejemplo de la interacción y apoyo que la informática brinda al desarrollo de sistemas que benefician a distintos sectores de la economía, en este caso, o de la vida cotidiana”.

Inicio y desarrollo de ColmenApp

La idea del proyecto nació en 2018, durante el programa de Innovación Abierta Lions Up, donde participaron con compañeros de otras carreras de la universidad y un estudiante de intercambio. “En este programa tuvimos que presentar una innovación para la apicultura y, luego de varias sesiones de analizar las necesidades existentes y familiarizarnos con el rubro, percibimos que varias de las problemáticas que nos comentaban los apicultores tenían relación con las enfermedades”, relata Tomás. “De esta forma, decidimos enfocarnos en el área de la salud para idear una solución, investigamos y unimos los conocimientos y puntos de vista de cada uno para dar forma a este sistema que busca interpretar el lenguaje de las abejas”.

Después de participar en Lions Up llevaron la idea al concurso “Despega Usach 2018” y luego, en el año 2019, participaron en la convocatoria “Jóvenes Innovadores” de la Fundación para la Innovación Agraria. En ambas convocatorias lograron adjudicarse el financiamiento que les permitió realizar la investigación y el desarrollo del prototipo de la aplicación. “Durante los programas de financiamiento nos involucramos mucho en el mundo del emprendimiento, participamos en varias instancias de networking y conocimos historias que nos dejaron bastante motivados con nuestro proyecto. Todo esto en paralelo al desarrollo de los últimos dos años de nuestras carreras, donde aprovechamos valiosas instancias que pulieron nuestra propuesta”, recuerda Tomás Child. “El proceso fue bastante enriquecedor, el postular a fondos de financiamiento es una experiencias que sirven mucho para la formación profesional, la creación de redes de contactos y nos ha dado una gran satisfacción al ver cómo las cosas han resultado”, describe.

Uso de inteligencia artificial en proyectos de diversas áreas

En las primeras etapas del proyecto, el equipo se concentró en validar la idea e identificar las necesidades de los apicultores. Luego pudieron desarrollar los primeros prototipos que definieron los lineamientos del sistema. Tomás Child señala: “Una etapa muy importante fue la captura de datos, para la cual se visitaron apiarios en distintas regiones del país para realizar el modelo predictivo. Posteriormente se trabajó en la aplicación móvil y los servicios cloud que la componen. Actualmente nos encontramos en una etapa avanzada de la implementación, en la cual estamos enfocados en la integración y validación a gran escala de nuestro modelo de predicción”.

En este sentido, el prof. Gonzalo Acuña refiere al uso de inteligencia artificial para beneficio de distintas organizaciones y fines, y cómo ha sido utilizado en ColmenApp: “En este proyecto se sustenta en el uso de algoritmos propios de la inteligencia artificial para detectar de manera automática el estado de salud de una colmena a partir de ciertas mediciones en ella. El aprovechamiento de un conjunto histórico de datos por parte de estas herramientas de la inteligencia artificial permite elaborar sistemas o aplicaciones como ColmenApp que posibilitan llegar a conclusiones y entendimientos que no son factibles sin ella y en ese sentido es un apoyo que será considerado cada vez más como fundamental para labores en distintos rubros y sectores”.

¿Hacia dónde va ColmenApp?

El equipo apunta a difundir su proyecto a la mayor cantidad de apicultores en Chile para que se transformen en usuarios de esta aplicación. “Con su uso viene una gran retroalimentación de la realidad que existe a nivel país y así se puede contribuir a mejorar nuestros sistemas y también fomentar distintas medidas que aporten al rubro”, señala Tomás Child. “Esperamos que se transforme en una herramienta que facilite la actividad de los apicultores, que motive a más gente a incursionar en este oficio y apoyar al cuidado de las abejas, un importante agente de la cadena trófica”.

El prof. Gonzalo Acuña describe a la apicultura es un sector de la agricultura de suma relevancia: “No sólo por los beneficios que sus productos provocan en la alimentación de las personas o los beneficios económicos que dicho sector productivo recibe de su quehacer sino también porque apunta a dar apoyo al sustento de un ecosistema vital para la agricultura en general y en consecuencia para la vida humana”. En este sentido, el aporte de la disciplina es fundamental en la implementación de mejoras en la industria: “La informática traducida en una aplicación como ColmenApp es un paso importante para el mejoramiento de esa industria agrícola y puede servir de estímulo para que surjan muchas otras aplicaciones similares”.