Informáticos obtienen segundo lugar nacional en competencia de programación

19 de diciembre, 2017

En el contexto de la competencia anual de programación internacional “Collegiate Programming Contest”, de la Association for Computing Machinery (Icpc-ACM), un grupo de estudiantes del Departamento de Ingeniería Informática de nuestro Plantel tuvieron un destacadísimo desempeño posicionándolos en el segundo lugar entre 14 universidades nacionales en este torneo. Al respecto, el coach del equipo y profesor Cristian Jeldes, explica que “es primera vez que llegamos tan lejos en esta competencia y eso es muy importante para nuestro Departamento porque demuestra que hay interés de nuestros jóvenes por superarse y ser protagonistas”.

Vía UdeSantiago al Día

El segundo lugar en el ranking nacional de programación obtuvo el equipo Vintage de nuestra Casa de Estudios, luego que participara de la competencia regional latinoamericana organizada por la Association for Computing Machinery (ACM), que se disputó el pasado 11 de noviembre de manera simultánea entre equipos de Argentina, Bolivia, Chile, Paraguay, Perú y Uruguay.

Si bien nuestro Plantel no logró un cupo para participar del certamen internacional de “Collegiate Programming Contest” (ICPC-ACM) que se realizará durante el 2018 en Beijing, China, si logró posicionarse como una de las Instituciones con mejor desempeño nacional en la resolución de problemas informáticos.

Al respecto, el coach del equipo y profesor del electivo de resolución de problemas del Departamento de Ingeniería en Informática, Cristian Jeldes, explica que “es primera vez que llegamos tan lejos en esta competencia, y eso es muy importante para el Departamento porque demuestra que hay interés por superarse y ser protagonistas”.

El equipo estuvo conformado por los estudiantes Nicolás Mariangel, de cuarto año de Ing. Civil Informática; Diego Miranda, de cuarto año de Ing. en Ejec. Informática; y, Óscar Utreras, de tercer año de Ing. en Ejec. Informática.

Del encuentro, efectuado en la Universidad del Desarrollo, también participaron los grupos del Plantel: mi.append(ice) y C+mut, quienes obtuvieron los puestos 19 y 23, respectivamente, de un total de 32 equipos provenientes de 14 universidades nacionales.

La competencia

Tras participar en el primer Torneo Chileno de Programación efectuado recientemente en nuestra Casa de Estudios, además del Campamento de Invierno de Programación Competitiva, entre otros, nuestros estudiantes lograron un importante puesto en el ranking de resolución de problemas del prestigioso Torneo Internacional Icpc-ACM, subiendo desde el séptimo lugar que obtuvieron el 2016, al segundo en esta versión.

La instancia, en que los participantes ponen a prueba sus conocimientos y habilidades de programación y en tópicos relacionados con Ciencia de la Computación, busca promover la programación competitiva como una instancia de formación y aprendizaje didáctica.

Durante la competencia, los participantes debieron resolver 11 problemas con un plazo máximo de 5 horas utilizando solo un computador, resultando ganadores quienes obtuvieron el mejor desempeño entre ambos factores.

Nuestros futuros informáticos

Con orgullo recibió el equipo Vintage el puesto obtenido en el ranking del Torneo de Programación.

Al respecto, Diego Miranda resaltó la experiencia, asegurando que fomenta las habilidades blandas para desempeñarse académicamente.

“Fue una experiencia gratificante, sobre todo ver cómo vamos avanzando. Se aprende mucho de este tipo de competencias, ayudan ver de distinta manera la resolución de problemas, y abre la mente, dejando de ser tan metodológico”, manifiesta.

Por su parte, Óscar Utreras, expresó su orgullo con el avance en la tabla de posiciones. “Me siento orgulloso, porque como antes habíamos terminado en séptimo lugar, esperábamos un  quinto o cuarto, y cuando nos dijeron el lugar, sentimos una emoción tremenda, y espero que lleguemos a ser primeros en una próxima versión”, indicó.

En tanto, Nicolás Mariangel, agradeció la instancia para ver sincronizadamente el desempeño de otros países y el apoyo que significó participar de la competencia en su formación profesional: “fue emocionante, siento que dimos lo mejor de nosotros. Este tipo de competencias me ha ayudado a que me vaya mejor en la Universidad, en cuanto a resolución de problemas”, puntualizó.